viernes, 18 de agosto de 2017

LECTURA BÍBLICA 18 DE AGOSTO

LECTURA PARA LA MAÑANA

LUCAS    18:31-43

Luc 18:31 Jesús llevó a los doce discípulos aparte y dijo: «Escuchen, subimos a Jerusalén, donde todas las predicciones de los profetas acerca del Hijo del Hombre se harán realidad.
Luc 18:32 Será entregado a los romanos,* y se burlarán de él, lo tratarán de manera vergonzosa y lo escupirán.
Luc 18:33 Lo azotarán con un látigo y lo matarán, pero, al tercer día, resucitará».
Luc 18:34 Pero ellos no entendieron nada de esto. La importancia de sus palabras estaba oculta de ellos, y no captaron lo que decía.
Luc 18:35 Al acercarse Jesús a Jericó, un mendigo ciego estaba sentado junto al camino.
Luc 18:36 Cuando oyó el ruido de la multitud que pasaba, preguntó qué sucedía.
Luc 18:37 Le dijeron que Jesús de Nazaret,* pasaba por allí.
Luc 18:38 Entonces comenzó a gritar: «¡Jesús, hijo de David, ten compasión de mí!».
Luc 18:39 «¡Cállate!» —le gritaba la gente que estaba más adelante. Pero él gritó aún más fuerte: «¡Hijo de David, ten compasión de mí!».
Luc 18:40 Cuando Jesús lo oyó, se detuvo y ordenó que le trajeran al hombre. Al acercarse el ciego, Jesús le preguntó:
Luc 18:41 —¿Qué quieres que haga por ti? —Señor —le dijo—, ¡quiero ver!
Luc 18:42 Jesús le dijo: —Bien, recibe la vista. Tu fe te ha sanado.
Luc 18:43 Al instante el hombre pudo ver y siguió a Jesús mientras alababa a Dios. Y todos los que lo vieron también alabaron a Dios.


 TITO 1:1-9

Tit 1:1 Yo, Pablo, esclavo de Dios y apóstol de Jesucristo, escribo esta carta. Fui enviado para proclamar fe a* los que Dios ha elegido y para enseñarles a conocer la verdad que les muestra cómo vivir una vida dedicada a Dios.
Tit 1:2 Esta verdad les da la confianza de que tienen la vida eterna, la cual Dios —quien no miente —les prometió antes de que comenzara el mundo.
Tit 1:3 Y ahora, en el momento preciso, él dio a conocer este mensaje, que nosotros anunciamos a todos. Es por mandato de Dios nuestro Salvador que se me ha confiado esta tarea para él.
Tit 1:4 Le escribo a Tito, mi verdadero hijo en la fe que compartimos. Que Dios Padre y Cristo Jesús nuestro Salvador te den gracia y paz.
Tit 1:5 Te dejé en la isla de Creta para que pudieras terminar nuestro trabajo ahí y nombrar ancianos en cada ciudad, tal como te lo indiqué.
Tit 1:6 El anciano debe llevar una vida intachable. Tiene que serle fiel a su esposa,* y sus hijos deben ser creyentes que no tengan una reputación de ser desenfrenados ni rebeldes.
Tit 1:7 Pues un anciano* es un administrador de la casa de Dios, y debe vivir de manera intachable. No debe ser arrogante, ni iracundo, ni emborracharse,* ni ser violento, ni deshonesto con el dinero.
Tit 1:8 Al contrario, debe recibir huéspedes en su casa con agrado y amar lo que es bueno. Debe vivir sabiamente y ser justo. Tiene que llevar una vida de devoción y disciplina.
Tit 1:9 Debe tener una fuerte creencia en el mensaje fiel que se le enseñó; entonces podrá animar a otros con la sana enseñanza y demostrar a los que se oponen en qué están equivocados.





PROVERBIOS 14:1-18

Pro 14:1 La mujer sabia edifica su hogar, pero la necia con sus propias manos lo destruye.
Pro 14:2 Los que siguen el buen camino temen al SEÑOR; los que van por mal camino lo desprecian.
Pro 14:3 Las palabras arrogantes del necio se convierten en una vara que lo golpea, pero las palabras de los sabios los protegen.
Pro 14:4 Sin bueyes un establo se mantiene limpio, pero se necesita un buey fuerte para una gran cosecha.
Pro 14:5 El testigo honrado no miente; el testigo falso respira mentiras.
Pro 14:6 El burlón busca la sabiduría y nunca la encuentra, pero para el entendido, el conocimiento es cosa fácil.
Pro 14:7 No te acerques a los necios, porque no encontrarás conocimiento en sus labios.
Pro 14:8 Los prudentes saben a dónde van, en cambio los necios se engañan a sí mismos.
Pro 14:9 Los necios se burlan de la culpa, pero los justos la reconocen y buscan la reconciliación.
Pro 14:10 Cada corazón conoce su propia amargura, y nadie más puede compartir totalmente su alegría.
Pro 14:11 La casa de los perversos será destruida, pero la humilde morada de los justos prosperará.
Pro 14:12 Delante de cada persona hay un camino que parece correcto, pero termina en muerte.
Pro 14:13 La risa puede ocultar un corazón afligido, pero cuando la risa termina, el dolor permanece.
Pro 14:14 Los descarriados reciben su merecido; la gente buena recibe su recompensa.
Pro 14:15 ¡Sólo los simplones creen todo lo que se les dice! Los prudentes examinan cuidadosamente sus pasos.
Pro 14:16 Los sabios son precavidos* y evitan el peligro; confiados en sí mismos, los necios se precipitan con imprudencia.
Pro 14:17 Los que se enojan fácilmente cometen locuras, y los que maquinan maldad son odiados.
Pro 14:18 Los simplones están vestidos de necedad,* pero los prudentes son coronados de conocimiento.





LECTURA PARA LA NOCHE

NEHEMÍAS 12

Neh 12:1 La siguiente es una lista de los sacerdotes y los levitas que regresaron con Zorobabel, hijo de Salatiel y Jesúa, el sumo sacerdote: Seraías, Jeremías, Esdras,
Neh 12:2 Amarías, Maluc, Hatús,
Neh 12:3 Secanías, Harim,* Meremot,
Neh 12:4 Iddo, Ginetón,* Abías,
Neh 12:5 Miniamín, Moadías,* Bilga,
Neh 12:6 Semaías, Joiarib, Jedaías,
Neh 12:7 Salú, Amoc, Hilcías y Jedaías. Estos eran los jefes de los sacerdotes y sus colaboradores en los días de Jesúa.
Neh 12:8 Los levitas que regresaron con ellos eran Jesúa, Binúi, Cadmiel, Serebías, Judá y Matanías, quien junto con sus colaboradores estaba a cargo de las canciones de acción de gracias.
Neh 12:9 Sus colaboradores, Bacbuquías y Uni, se ubicaban frente a ellos durante el servicio.
Neh 12:10 Jesúa, el sumo sacerdote, fue padre de Joiacim. Joiacim fue padre de Eliasib. Eliasib fue padre de Joiada.
Neh 12:11 Joiada fue padre de Johanán.* Johanán fue padre de Jadúa.
Neh 12:12 Ahora bien, cuando Joiacim era sumo sacerdote, los jefes de familia de los sacerdotes eran los siguientes: Meraías era jefe de la familia de Seraías. Hananías era jefe de la familia de Jeremías.
Neh 12:13 Mesulam era jefe de la familia de Esdras. Johanán era jefe de la familia de Amarías.
Neh 12:14 Jonatán era jefe de la familia de Maluc.* José era jefe de la familia de Secanías.*
Neh 12:15 Adna era jefe de la familia de Harim. Helcai era jefe de la familia de Meremot.*
Neh 12:16 Zacarías era jefe de la familia de Iddo. Mesulam era jefe de la familia de Ginetón.
Neh 12:17 Zicri era jefe de la familia de Abías. También había un* jefe de la familia de Mijamín. Piltai era jefe de la familia de Moadías.
Neh 12:18 Samúa era jefe de la familia de Bilga. Jonatán era jefe de la familia de Semaías.
Neh 12:19 Matenai era jefe de la familia de Joiarib. Uzi era jefe de la familia de Jedaías.
Neh 12:20 Calai era jefe de la familia de Salú.* Éber era jefe de la familia de Amoc.
Neh 12:21 Hasabías era jefe de la familia de Hilcías. Natanael era jefe de la familia de Jedaías.
Neh 12:22 Durante los años cuando Eliasib, Joiada, Johanán y Jadúa servían como sumos sacerdotes, se mantuvo un registro de las familias de los levitas. Durante el reinado de Darío el persa* se mantuvo otro registro de los sacerdotes.
Neh 12:23 Hasta los días de Johanán, nieto* de Eliasib, se mantuvo un registro de los jefes de las familias de los levitas en El libro de historia .
Neh 12:24 Estos eran los jefes de familia de los levitas: Hasabías, Serebías, Jesúa, Binúi,* Cadmiel y otros colaboradores, quienes se ubicaban frente a ellos durante las ceremonias de alabanza y acción de gracias, un lado le respondía al otro, como lo ordenó David, hombre de Dios.
Neh 12:25 Este grupo incluía a Matanías, a Bacbuquías y a Obadías. Mesulam, Talmón y Acub eran los porteros a cargo de los depósitos cerca de las puertas.
Neh 12:26 Todos ellos sirvieron en los días de Joiacim, hijo de Jesúa, hijo de Jehosadac,* y en los días de Nehemías, el gobernador, y de Esdras, el sacerdote y escriba.
Neh 12:27 Para la dedicación de la nueva muralla de Jerusalén se les pidió a los levitas de toda la tierra que fueran a Jerusalén para colaborar en las ceremonias. Debían tomar parte en la feliz celebración con sus canciones de acción de gracias y con música de címbalos, arpas y liras.
Neh 12:28 Se reunió a los cantores de la zona alrededor de Jerusalén y de las aldeas de los netofatitas.
Neh 12:29 También llegaron de Bet-gilgal y de las zonas rurales cercanas a Geba y Azmavet porque los cantores habían levantado sus propios asentamientos en los alrededores de Jerusalén.
Neh 12:30 Primero los sacerdotes y los levitas se purificaron a sí mismos, luego purificaron al pueblo, a las puertas y a la muralla.
Neh 12:31 Conduje a los líderes de Judá a la parte superior de la muralla y organicé dos grandes coros para dar acción de gracias. Uno de los coros se dirigió hacia el sur* por encima de la muralla hasta la Puerta del Estiércol.
Neh 12:32 Osaías y la mitad de los jefes de Judá los seguían,
Neh 12:33 con Azarías, Esdras, Mesulam,
Neh 12:34 Judá, Benjamín, Semaías y Jeremías.
Neh 12:35 Luego iban algunos sacerdotes que tocaban trompetas, junto con Zacarías, hijo de Jonatán, hijo de Semaías, hijo de Matanías, hijo de Micaías, hijo de Zacur, descendiente de Asaf.
Neh 12:36 Los compañeros de Zacarías eran Semaías, Azareel, Milalai, Gilalai, Maai, Natanael, Judá y Hananí. Tocaban los instrumentos musicales indicados por David, hombre de Dios. Esdras, el escriba, lideraba esta procesión.
Neh 12:37 En la Puerta de la Fuente subieron los escalones de la subida de la muralla de la ciudad en dirección hacia la Ciudad de David. Pasaron frente a la casa de David y luego siguieron al oriente hacia la Puerta del Agua.
Neh 12:38 El segundo coro que daba acción de gracias se dirigió hacia el norte,* dando la vuelta por el otro lado para encontrarse con el primer coro. Yo los seguía sobre la muralla, junto con la otra mitad del pueblo, y pasamos por la Torre de los Hornos hacia el muro Ancho,
Neh 12:39 y luego sobre la Puerta de Efraín hacia la Puerta de la Ciudad Antigua,* pasamos la Puerta del Pescado y la Torre de Hananeel, hasta la Torre de los Cien. Luego seguimos hacia la Puerta de las Ovejas y nos detuvimos a la altura de la Puerta de la Guardia.
Neh 12:40 Luego los dos coros que daban acción de gracias siguieron hacia el templo de Dios y allí tomaron sus lugares. Lo mismo hice yo, junto con el grupo de jefes que estaba conmigo.
Neh 12:41 Íbamos con los sacerdotes que tocaban las trompetas —Eliacim, Maaseías, Miniamím, Micaías, Elioenai, Zacarías y Hananías—
Neh 12:42 y con los cantores —Maaseías, Semaías, Eleazar, Uzi, Johanán, Malquías, Elam y Ezer—; tocaban y cantaban a toda voz bajo la dirección de Izrahías, el director del coro.
Neh 12:43 Se ofrecieron muchos sacrificios durante aquel día de gozo porque Dios había dado al pueblo razón de alegrarse. También las mujeres y los niños participaron en la celebración, y la alegría del pueblo de Jerusalén podía oírse a gran distancia.
Neh 12:44 Ese día se designaron hombres para que se encargaran de los depósitos para las ofrendas, la primera parte de la cosecha y los diezmos. Eran responsables de recolectar de los campos fuera de las ciudades las porciones especificadas por la ley para los sacerdotes y los levitas. Pues todo el pueblo de Judá se complacía en los sacerdotes y los levitas y en el trabajo que prestaban.
Neh 12:45 Ellos, junto con los cantores y los porteros, llevaban a cabo el servicio para su Dios y el servicio de purificación, como lo habían ordenado David y su hijo Salomón.
Neh 12:46 La costumbre de tener directores para dirigir los coros al entonar himnos de alabanza y de acción de gracias a Dios comenzó mucho tiempo antes, en los días de David y Asaf.
Neh 12:47 De modo que ahora, en los días de Zorobabel y de Nehemías, todo Israel llevaba una provisión diaria de comida para los cantores, los porteros y los levitas. Los levitas, a su vez, daban a los sacerdotes —los descendientes de Aarón— parte de lo que ellos recibían.

No hay comentarios:

Publicar un comentario