jueves, 28 de junio de 2012

LA TRINIDAD EN LA BIBLIA III


El Padre, mora en los corazones de los creyentes
2Co 6:16  ¿Y qué acuerdo hay entre el templo de Dios y los ídolos?  Porque vosotros sois el templo del Dios viviente,  como Dios dijo: Habitaré y andaré entre ellos,  Y seré su Dios,  Y ellos serán mi pueblo.
1Co 14:25  lo oculto de su corazón se hace manifiesto;  y así,  postrándose sobre el rostro,  adorará a Dios,  declarando que verdaderamente Dios está entre vosotros.
1Jn 1:3  lo que hemos visto y oído,  eso os anunciamos,  para que también vosotros tengáis comunión con nosotros;  y nuestra comunión verdaderamente es con el Padre,  y con su Hijo Jesucristo.

El Hijo,  mora en los corazones de los creyentes
Efe 3:17  para que habite Cristo por la fe en vuestros corazones,  a fin de que,  arraigados y cimentados en amor,
Col 1:27  a quienes Dios quiso dar a conocer las riquezas de la gloria de este misterio entre los gentiles;  que es Cristo en vosotros,  la esperanza de gloria,
1Jn 1:3  lo que hemos visto y oído,  eso os anunciamos,  para que también vosotros tengáis comunión con nosotros;  y nuestra comunión verdaderamente es con el Padre,  y con su Hijo Jesucristo.
El Espíritu Santo,  mora en los corazones de los creyentes
Jua 14:17  el Espíritu de verdad,  al cual el mundo no puede recibir,  porque no le ve,  ni le conoce;  pero vosotros le conocéis,  porque mora con vosotros,  y estará en vosotros.
1Co 6:19  ¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo,  el cual está en vosotros,  el cual tenéis de Dios,  y que no sois vuestros?
2Co 13:14  La gracia del Señor Jesucristo,  el amor de Dios,  y la comunión del Espíritu Santo sean con todos vosotros.  Amén.



El Padre, dio la ley Divina
Sal 19:7  La ley de Jehová es perfecta,  que convierte el alma;  El testimonio de Jehová es fiel,  que hace sabio al sencillo.
Isa 40:8  Sécase la hierba,  marchítase la flor;  más la palabra del Dios nuestro permanece para siempre.

El Hijo,  dio la ley Divina
Gál 6:2  Sobrellevad los unos las cargas de los otros,  y cumplid así la ley de Cristo.
Col 3:16  La palabra de Cristo more en abundancia en vosotros,  enseñándoos y exhortándoos unos a otros en toda sabiduría,  cantando con gracia en vuestros corazones al Señor con salmos e himnos y cánticos espirituales.

El Espíritu Santo,  dio la ley Divina
Rom 8:2  Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha librado de la ley del pecado y de la muerte.
2Pe 1:21  porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana,  sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo.





El Padre, nos fortalece, conforta y santifica
Sal 138:3  El día que clamé,  me respondiste;  Me fortaleciste con vigor en mi alma.
Isa 66:13  Como aquel a quien consuela su madre,  así os consolaré yo a vosotros,  y en Jerusalén tomaréis consuelo.
Jud 1:1  Judas,  siervo de Jesucristo,  y hermano de Jacobo,  a los llamados,  santificados en Dios Padre,  y guardados en Jesucristo:

El Hijo,  nos fortalece, conforta y santifica
Flp 4:13  Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.
Flp 2:1  Por tanto,  si hay alguna consolación en Cristo,  si algún consuelo de amor,  si alguna comunión del Espíritu,  si algún afecto entrañable,  si alguna misericordia,
1Co 1:2  a la iglesia de Dios que está en Corinto,  a los santificados en Cristo Jesús,  llamados a ser santos con todos los que en cualquier lugar invocan el nombre de nuestro Señor Jesucristo,  Señor de ellos y nuestro:

El Espíritu Santo,  nos fortalece, conforta y santifica
Efe 3:16  para que os dé,  conforme a las riquezas de su gloria,  el ser fortalecidos con poder en el hombre interior por su Espíritu;
Jua 14:26  Más el Consolador,  el Espíritu Santo,  a quien el Padre enviará en mi nombre,  él os enseñará todas las cosas,  y os recordará todo lo que yo os he dicho.
Rom 15:16  para ser ministro de Jesucristo a los gentiles,  ministrando el evangelio de Dios,  para que los gentiles le sean ofrenda agradable,  santificada por el Espíritu Santo.

jueves, 14 de junio de 2012

LA TRINIDAD EN LA BIBLIA II


EL PADRE ES ETERNO
Sal 90:2  Antes que naciesen los montes  Y formases la tierra y el mundo,  Desde el siglo y hasta el siglo, tú eres Dios.
Sal 93:2  Firme es tu trono desde entonces; Tú eres eternamente.

EL HIJO ES ETERNO
Heb 1:10  Y: Tú, oh Señor, en el principio fundaste la tierra,  Y los cielos son obra de tus manos.
Heb 1:11  Ellos perecerán, mas tú permaneces;  Y todos ellos se envejecerán como una estidura,
Heb 1:12  Y como un vestido los envolverás, y serán mudados;  Pero tú eres el mismo,  Y tus años no acabarán.
Heb 1:13  Pues, ¿a cuál de los ángeles dijo Dios jamás:  Siéntate a mi diestra,
 Hasta que ponga a tus enemigos por estrado de tus pies?
Jua 1:1  En el principio era el Verbo,  y el Verbo era con Dios,  y el Verbo era Dios.
Jua 8:58  Jesús les dijo: De cierto,  de cierto os digo: Antes que Abraham fuese,  yo soy.

EL ESPIRITU SANTO ES ETERNO
Heb 9:14  ¿cuánto más la sangre de Cristo,  el cual mediante el Espíritu eterno se ofreció a sí mismo sin mancha a Dios,  limpiará vuestras conciencias de obras muertas para que sirváis al Dios vivo?


EL PADRE ES OMNIPOTENTE
Gén 17:1  Era Abram de edad de noventa y nueve años,  cuando le apareció Jehová y le dijo:  Yo soy el Dios Todopoderoso;  anda delante de mí y sé perfecto.
2Cr 20:6  Y dijo: Jehová, Dios de nuestros padres,  ¿no eres tú Dios en los cielos,  y te tienes dominio sobre todos los reinos de las naciones?  ¿No está en tu mano tal fuerza y poder,  que no hay quien te resista?

EL HIJO ES OMNIPOTENTE
Mat 28:18  Jesús se acercó y les habló diciendo: “Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra.
Efe 1:20  Esta fuerza operó en Cristo,  resucitándolo de los muertos y sentándolo a su derecha en los lugares celestiales,
Efe 1:21  sobre todo principado y autoridad,  poder y señorío,  y sobre todo nombre que se nombra,  no solo en este siglo,  sino también en el venidero.
Efe 1:22  Y sometió todas las cosas debajo de sus pies,  y lo dio por cabeza sobre todas las cosas a la iglesia,
Efe 1:23  la cual es su cuerpo,  la plenitud de Aquel que todo lo llena en todo.

EL ESPIRITU SANTO ES OMNIPOTENTE
Rom 15:19 Han obedecido gracias al poder de los milagros y de las maravillas que han visto, y gracias al poder del Espíritu de Dios. Así que he terminado de anunciar las buenas noticias de Dios desde Jerusalén hasta la región de Iliria.
Luc 1:35 El ángel le contestó: -El Espíritu Santo vendrá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra. Por eso al niño santo que va a nacer se le llamará Hijo de Dios.



EL PADRE ES OMNIPRESENTE
Jer 23:23  "¿Soy yo Dios de cerca solamente,   dice Jehová,   y no Dios de lejos?
Jer 23:24  ¿Se ocultará alguno,   dice Jehová,   en escondrijos donde yo no lo vea? 
 ¿No lleno yo,   dice Jehová,   el cielo y la tierra?

EL HIJO ES OMNIPRESENTE
Mat 18:20  porque donde están dos o tres congregados en mi nombre,  allí estoy yo en medio de ellos.
Mat 28:20  y enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado.  Y yo estoy con vosotros todos los días,  hasta el fin del mundo".   Amén.

EL ESPIRITU SANTO  ES OMNIPRESENTE
Sal 139:7  ¿A dónde me iré de tu espíritu?   ¿Y a dónde huiré de tu presencia?
Sal 139:8  Si subiera a los cielos,  allí estás tú;   y si en el seol hiciera mi estrado, allí tú estás.
Sal 139:9  Si tomara las alas del alba  y habitara en el extremo del mar,
Sal 139:10  aun allí me guiará tu mano   y me asirá tu diestra.
Jua 14:17  el Espíritu de verdad,  al cual el mundo  no puede recibir,  porque no lo ve ni lo conoce;  pero vosotros lo conocéis,  porque vive con vosotros y estará en vosotros.
1Co 3:16  ¿Acaso no sabéis que sois templo de Dios y que el Espíritu de Dios está en vosotros?



EL PADRE ES OMNISCIENTE
Sal 139:1    Jehová,  tú me has examinado y conocido.
Sal 139:2  Tú has conocido mi sentarme y mi levantarme.   Has entendido desde lejos mis pensamientos.
Sal 139:3  Has escudriñado mi andar y mi reposo,   y todos mis caminos te son conocidos,
Sal 139:4  pues aún no está la palabra en mi lengua  y ya tú,  Jehová,  la sabes toda.
Sal 139:5  Detrás y delante me rodeaste,   y sobre mí pusiste tu mano.
Sal 139:6  Tal conocimiento es demasiado maravilloso para mí;   ¡alto es,  no lo puedo comprender!
Dan 2:20  Habló Daniel y dijo:   "Sea bendito el nombre de Dios de siglos en siglos,   porque suyos son el poder y la sabiduría.
Dan 2:21  Él muda los tiempos y las edades,   quita reyes y pone reyes;   da la sabiduría a los sabios  y la ciencia a los entendidos.
Dan 2:22  Él revela lo profundo y lo escondido,   conoce lo que está en tinieblas  y con él mora la luz.

EL HIJO ES OMNISCIENTE
Jua 16:30  Ahora entendemos que sabes todas las cosas y no necesitas que nadie te pregunte;  por esto creemos que has salido de Dios.
Jua 21:17  Le dijo la tercera vez:   --Simón,  hijo de Jonás,  ¿me quieres?   Pedro se entristeció de que le dijera por tercera vez: “¿Me quieres?",  y le respondió:   --Señor,  tú lo sabes todo;  tú sabes que te quiero.  Jesús le dijo:   --Apacienta mis ovejas.
Col 2:2  Lucho para que sean consolados sus corazones y para que,  unidos en amor,  alcancen todas las riquezas de pleno entendimiento,  a fin de conocer el misterio de Dios el Padre y de Cristo,
Col 2:3  en quien están escondidos todos los tesoros de la sabiduría y del conocimiento.

EL ESPIRITU SANTO ES OMNISCIENTE
Jua 14:26  Pero el Consolador,  el Espíritu Santo,  a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas y os recordará todo lo que yo os he dicho.
1Co 2:10  Pero Dios nos las reveló a nosotros por el Espíritu,  porque el Espíritu todo lo escudriña,  aun lo profundo de Dios,
1Co 2:11  porque  ¿quién de entre los hombres conoce las cosas del hombre,  sino el espíritu del hombre que está en él?  Del mismo modo,  nadie conoció las cosas de Dios,  sino el Espíritu de Dios.