domingo, 13 de agosto de 2017

LECTURA BÍBLICA 13 DE AGOSTO

LECTURA PARA LA MAÑANA

LUCAS    17:11-19

Luc 17:11 Mientras Jesús seguía camino a Jerusalén, llegó a la frontera entre Galilea y Samaria.
Luc 17:12 Al entrar en una aldea, diez leprosos se quedaron a la distancia,
Luc 17:13 gritando: —¡Jesús! ¡Maestro! ¡Ten compasión de nosotros!
Luc 17:14 Jesús los miró y dijo: —Vayan y preséntense a los sacerdotes.* Y, mientras ellos iban, quedaron limpios de la lepra.
Luc 17:15 Uno de ellos, cuando vio que estaba sano, volvió a Jesús, y exclamó: «¡Alaben a Dios!».
Luc 17:16 Y cayó al suelo, a los pies de Jesús, y le agradeció por lo que había hecho. Ese hombre era samaritano.
Luc 17:17 Jesús preguntó: «¿No sané a diez hombres? ¿Dónde están los otros nueve?
Luc 17:18 ¿Ninguno volvió para darle gloria a Dios excepto este extranjero?».
Luc 17:19 Y Jesús le dijo al hombre: «Levántate y sigue tu camino. Tu fe te ha sanado»*.




2 TIMOTEO 2:1-13

2Ti 2:1 Timoteo, mi querido hijo, sé fuerte por medio de la gracia que Dios te da en Cristo Jesús.
2Ti 2:2 Me has oído enseñar verdades, que han sido confirmadas por muchos testigos confiables. Ahora enseña estas verdades a otras personas dignas de confianza que estén capacitadas para transmitirlas a otros.
2Ti 2:3 Soporta el sufrimiento junto conmigo como un buen soldado de Cristo Jesús.
2Ti 2:4 Ningún soldado se enreda en los asuntos de la vida civil, porque de ser así, no podría agradar al oficial que lo reclutó.
2Ti 2:5 Asimismo ningún atleta puede obtener el premio a menos que siga las reglas.
2Ti 2:6 Y el agricultor que se esfuerza en su trabajo debería ser el primero en gozar del fruto de su labor.
2Ti 2:7 Piensa en lo que te digo. El Señor te ayudará a entender todas estas cosas.
2Ti 2:8 Siempre recuerda que Jesucristo, descendiente del rey David, fue levantado de los muertos; ésta es la Buena Noticia que yo predico.
2Ti 2:9 Debido a que predico esta Buena Noticia, sufro y estoy encadenado como un criminal. Pero la palabra de Dios no puede ser encadenada.
2Ti 2:10 Por eso estoy dispuesto a soportar cualquier cosa si ésta traerá salvación y gloria eterna en Cristo Jesús a los que Dios ha elegido.
2Ti 2:11 La siguiente declaración es digna de confianza: Si morimos con él, también viviremos con él.
2Ti 2:12 Si soportamos privaciones, reinaremos con él. Si lo negamos, él nos negará.
2Ti 2:13 Si somos infieles, él permanece fiel, pues él no puede negar quién es.




PROVERBIOS 11:16-31

Pro 11:16 La mujer bondadosa se gana el respeto, pero los hombres despiadados sólo ganan riquezas.
Pro 11:17 Tu bondad te recompensará, pero tu crueldad te destruirá.
Pro 11:18 Los malvados se enriquecen temporalmente, pero la recompensa de los justos permanecerá.
Pro 11:19 Los justos encuentran la vida; los malvados hallan la muerte.
Pro 11:20 El SEÑOR detesta a los de corazón retorcido, pero se deleita en los que tienen integridad.
Pro 11:21 Los malvados seguramente recibirán castigo, pero los hijos de los justos serán liberados.
Pro 11:22 Una mujer hermosa sin discreción es como un anillo de oro en el hocico de un cerdo.
Pro 11:23 Los justos pueden esperar una recompensa, mientras que a los perversos sólo les espera juicio.
Pro 11:24 Da con generosidad y serás más rico; sé tacaño y lo perderás todo.
Pro 11:25 El generoso prosperará, y el que reanima a otros será reanimado.
Pro 11:26 La gente maldice a los que acaparan el grano, pero bendice al que lo vende en tiempo de necesidad.
Pro 11:27 Si buscas el bien, hallarás favor; pero si buscas el mal, ¡el mal te encontrará!
Pro 11:28 El que confía en su dinero, se hundirá, pero los justos reverdecen como las hojas en primavera.
Pro 11:29 Los que traen problemas a su familia heredan el viento. El necio será sirviente del sabio.
Pro 11:30 La semilla de las buenas acciones se transforma en un árbol de vida; una persona sabia gana amigos.*
Pro 11:31 Si los justos reciben su recompensa aquí en la tierra, ¡cuánto más los pecadores perversos!*


LECTURA PARA LA NOCHE

NEHEMÍAS 7

Neh 7:1 Cuando quedó terminada la muralla e instalé las puertas en sus sitios, se nombraron porteros, cantores y levitas.
Neh 7:2 A mi hermano Hananí le entregué la responsabilidad de gobernar Jerusalén junto con Hananías, el comandante de la fortaleza, porque era un hombre fiel que temía a Dios más que la mayoría.
Neh 7:3 Les dije: «No dejen abiertas las puertas durante las horas más calurosas del día;* y aun mientras los porteros estén de guardia, mantengan las puertas cerradas con las barras puestas. Asignen a los residentes de Jerusalén para que hagan guardia cada uno con un turno regular. Algunos servirán en puestos de centinela y otros frente a su propia casa».
Neh 7:4 En ese tiempo, la ciudad era grande y espaciosa, pero poco poblada y ninguna de las casas se había reconstruido.
Neh 7:5 Entonces mi Dios me dio la idea de reunir a todos los nobles y dirigentes de la ciudad, junto con los ciudadanos comunes, para que se registraran. Yo había encontrado el registro genealógico de los primeros que habían regresado a Judá. Allí estaba escrito lo siguiente:
Neh 7:6 Esta es la lista de los desterrados judíos de las provincias que regresaron de su cautiverio. El rey Nabucodonosor los había desterrado a Babilonia, pero ahora regresaron a Jerusalén y a las otras ciudades de Judá donde vivían originalmente.
Neh 7:7 Sus líderes fueron Zorobabel, Jesúa, Nehemías, Seraías,* Reelaías,* Nahamaní, Mardoqueo, Bilsán, Mispar,* Bigvai, Rehum* y Baana. Este es el total de los hombres de Israel que regresó del destierro:
Neh 7:8 la familia de Paros 2172
Neh 7:9 la familia de Sefatías 372
Neh 7:10 la familia de Ara 652
Neh 7:11 la familia de Pahat-moab (descendientes de Jesúa y Joab) 2818
Neh 7:12 la familia de Elam 1254
Neh 7:13 la familia de Zatu 845
Neh 7:14 la familia de Zacai 760
Neh 7:15 la familia de Bani* 648
Neh 7:16 la familia de Bebai 628
Neh 7:17 la familia de Azgad 2322
Neh 7:18 la familia de Adonicam 667
Neh 7:19 la familia de Bigvai 2067
Neh 7:20 la familia de Adín 655
Neh 7:21 la familia de Ater (descendientes de Ezequías) 98
Neh 7:22 la familia de Hasum 328
Neh 7:23 la familia de Bezai 324
Neh 7:24 la familia de Jora* 112
Neh 7:25 la familia de Gibar* 95
Neh 7:26 la gente de Belén y Netofa 188
Neh 7:27 la gente de Anatot 128
Neh 7:28 la gente de Bet-azmavet 42
Neh 7:29 la gente de Quiriat-jearim, Cafira y Beerot 743
Neh 7:30 la gente de Ramá y Geba 621
Neh 7:31 la gente de Micmas 122
Neh 7:32 la gente de Betel y Hai 123
Neh 7:33 la gente de Nebo Occidental* 52
Neh 7:34 los ciudadanos de Elam Occidental* 1254
Neh 7:35 los ciudadanos de Harim 320
Neh 7:36 los ciudadanos de Jericó 345
Neh 7:37 los ciudadanos de Lod, Hadid y Ono 721
Neh 7:38 los ciudadanos de Senaa 3930
Neh 7:39 Estos son los sacerdotes que regresaron del destierro: la familia de Jedaías (por la línea genealógica de Jesúa) 973
Neh 7:40 la familia de Imer 1052
Neh 7:41 la familia de Pasur 1247
Neh 7:42 la familia de Harim 1017
Neh 7:43 Estos son los levitas que regresaron del destierro: la familia de Jesúa y la de Cadmiel (descendientes de Hodavías* ) 74
Neh 7:44 los cantores de la familia de Asaf 148
Neh 7:45 los porteros de las familias de Salum, Ater, Talmón, Acub, Hatita y Sobai 138
Neh 7:46 Regresaron del destierro los descendientes de estos sirvientes del templo: Ziha, Hasufa, Tabaot,
Neh 7:47 Queros, Siaha,* Padón,
Neh 7:48 Lebana, Hagaba, Salmai,
Neh 7:49 Hanán, Gidel, Gahar,
Neh 7:50 Reaía, Rezín, Necoda,
Neh 7:51 Gazam, Uza, Paseah,
Neh 7:52 Besai, Mehunim, Nefusim,*
Neh 7:53 Bacbuc, Hacufa, Harhur,
Neh 7:54 Bazlut,* Mehída, Harsa,
Neh 7:55 Barcos, Sísara, Tema,
Neh 7:56 Nezía y Hatifa.
Neh 7:57 Regresaron del destierro los descendientes de estos sirvientes del rey Salomón: Sotai, Hasoferet, Peruda,*
Neh 7:58 Jaala,* Darcón, Gidel,
Neh 7:59 Sefatías, Hatil, Poqueret-hazebaim y Amí.*
Neh 7:60 En total, los sirvientes del templo y los descendientes de los sirvientes de Salomón fueron trescientas noventa y dos personas.
Neh 7:61 Otro grupo regresó en esos días de las ciudades de Tel-mela, Tel-harsa, Querub, Addán* e Imer. Sin embargo, ni ellos ni sus familias pudieron demostrar que eran descendientes de Israel.
Neh 7:62 Ese grupo incluía a las familias de Delaía, Tobías y Necoda: un total de seiscientas cuarenta y dos personas.
Neh 7:63 También regresaron tres familias de sacerdotes: Habaía, Cos y Barzilai. (Este Barzilai se había casado con una mujer que era descendiente de Barzilai de Galaad y había tomado el nombre de la familia de ella).
Neh 7:64 Buscaron sus nombres en los registros genealógicos pero no los encontraron, así que no calificaron para servir como sacerdotes.
Neh 7:65 El gobernador les dijo que no comieran de la porción de los sacrificios que correspondía a los sacerdotes hasta que un sacerdote pudiera consultar al SEÑOR sobre ese asunto por medio del Urim y el Tumim, o sea, el sorteo sagrado.
Neh 7:66 Así que un total de cuarenta y dos mil trescientas sesenta personas regresaron a Judá,
Neh 7:67 además de siete mil trescientos treinta y siete sirvientes y doscientos cuarenta y cinco cantores, tanto hombres como mujeres.
Neh 7:68 Llevaron consigo setecientos treinta y seis caballos, doscientas cuarenta y cinco mulas,*
Neh 7:69 cuatrocientos treinta y cinco camellos y seis mil setecientos veinte burros.
Neh 7:70 Algunos de los jefes de familia dieron ofrendas para la obra. El gobernador entregó a la tesorería mil monedas de oro,* cincuenta tazones de oro y quinientas treinta túnicas para los sacerdotes.
Neh 7:71 Los otros jefes dieron al tesoro veinte mil monedas de oro* y unas mil trescientas toneladas métricas* de plata para la obra.
Neh 7:72 El resto del pueblo entregó veinte mil monedas de oro, alrededor de mil doscientas toneladas métricas* de plata y sesenta y siete túnicas para los sacerdotes.
Neh 7:73 Entonces los sacerdotes, los levitas, los porteros, los cantores, los sirvientes del templo y algunos miembros del pueblo se establecieron cerca de Jerusalén. El resto de la gente regresó a sus respectivas ciudades por todo el territorio de Israel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario